Ver el listado de todas las noticias

Descubre cuáles son las características que deben cumplir tus objetivos

13 Ene 2015


Ha acabado 2014 y es probable que hayas dedicado los últimos días del año a hacer balance de los éxitos que has conseguido y de aquellos aspectos que deberías haber mejorado, así como a definir los objetivos que quieres lograr este año. No te preocupes si todavía no lo has hecho ya que el año no ha hecho más que empezar y todavía estás a tiempo. Pero no lo dejes pasar ya que es un ejercicio totalmente recomendable (incluso diríamos que imprescindible) que te ayudará a clarificar el rumbo a seguir y a concentrar los recursos y esfuerzos en lo realmente relevante.

 

Pero déjanos decirte que no es suficiente con definir los objetivos de cualquier forma. Para que los objetivos que hayas definido sean realmente valiosos para tu negocio deben seguir el criterio SMART, acrónimo que viene del inglés y que está formado por las siguientes palabras:


Objetivos SMART



S – Específico


No sirve de mucho que te marques objetivos tan genéricos como “hacer crecer mi empresa”. Sí, está bien porque marca un cierto rumbo a seguir pero para evitar ambigüedades y tener claro qué te propones conseguir, debes especificar tu meta: ¿cuánto quieres crecer en cuanto a facturación un 5%, un 10%, un 50%?, ¿de dónde quieres que venga este crecimiento, de tu mercado actual o de nuevos mercados?, etc.

 


M – Medible


Ya lo dijo hace tiempo Peter Drucker “Lo que no se mide no se mejora”. Por tanto, los objetivos que definas deben permitirte establecer indicadores que faciliten realizar el seguimiento de si estás logrando lo planteado o no.

 

 

A – Alcanzable


Es verdad que los objetivos deben ser ambiciosos y motivadores pero, también debes ser realista y no fijarte objetivos demasiado utópicos que de antemano sabes que no vas a conseguir y que, al final, te llevarán a la desmotivación. Es mejor que fijes objetivos intermedios más alcanzables que poco a poco te acerquen a tu sueño.

 


R – Relevante


Los objetivos que definas deben ser coherentes y contribuir a lograr la visión y la estrategia de negocio a largo plazo que hayas definido. De lo contrario, los acciones que planifiques como consecuencia de los objetivos te llevarán por un camino distinto al deseado.

 


T – Limitado en el tiempo


Decía Edmundo Hoffens que “La única diferencia entre un sueño y un objetivo es una fecha” y no podemos estar más de acuerdo con esta frase. Si no estableces el plazo de tiempo en el que quieres lograr tus objetivos probablemente estos se eternicen. Por lo tanto, acota la fecha para la cual quieres lograr tus objetivos y ¡lánzate a por ellos!

 


 

Si ya has definido tus objetivos pero tienes dudas de si lo has hecho correctamente o estás perdido y necesitas ayuda para definirlos … ¡no lo dudes y ponte en contacto con nosotros!

 

 

 

 

 

Apuntate al Boletín de In-situ

C/Portuetxe 14 2º Oficina 7, 20018 Donostia
Tel.: +34 943 265 529
Copyright © 2013 In-situ Consultoría Operativa