Ver el listado de todas las noticias

Salir reforzado de la crisis

11 Feb 2014


La crisis está durando más de lo que nos imaginábamos cuando empezó, está siendo muy virulenta y se está llevando por delante gran parte de los grandes dogmas socioeconómicos que se habían instaurado en las economías occidentales.

 

En este contexto, a todos nos cuesta ver el lado positivo pero te aseguramos que los hay: tanto desde el punto de vista de crecimiento personal y profesional como desde el punto de vista económico. Si eres capaz de amoldarte a las circunstancias y a la nueva hegemonía, puedes salir reforzado.

 

En In-situ Consultoría Operativa creemos que aunque a todas luces esta crísis está siendo un reto muy complicado de superar, no podemos caer en el pesimismo absoluto y hay que apostar por nuevas formas de hacer las cosas y tratar de salir reforzados de esta situación. Los profesionales de In-situ Consultoría Operativa estamos tan convencidos de ello que, en el peor año de la crisis, hemos emprendido y apostado por nosotros y por una nueva forma de hacer las cosas. Compartimos con vosotros lo que, a nuestro parecer, deben ser las claves para salir reforzado:

 

1) Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo

¡Cuánta razón tenía Albert Einstein cuando dijo esta frase! Desde aquel 2007 en el que la crisis entró en nuestras vidas (qué lejos se ve, ¿verdad?) han cambiado muchas cosas y los expertos dicen que nunca volverá a ser igual. ¿No crees que es el momento de que las empresas cambien? ¿No es el momento de cambiar lo que ofrecemos? Parémonos a pensar y a buscar nuevas formas de hacer las cosas abriendo nuestra mente a nuevos horizontes.

 

2) Hay 194 países en el mundo, ¿por qué centrarnos en uno sólo?

No tenemos mucho más que decir, pero si todavía tienes dudas te recordaremos que ante la contracción que está sufriendo el mercado nacional la internacionalización ofrece claros beneficios como el crecimiento, la disminución del riesgo, un proceso de aprendizaje del negocio excepcional, etc. No lo dudes y opta por la internacionalización.

 

3) Impulsar una gestión eficiente y con unos objetivos claros

Ahora que no todo vale, es el momento de centrar la gestión en el control de los gastos, en la búsqueda de ingresos, en el control de los gastos financieros, etc. Se ha terminado la época de los pelotazos (al menos para la mayoría de los mortales) así que la gestión y la claridad en los objetivos que te marques será lo que diferencie a las empresas estrella de las estrelladas.

 

4) Impulsar una estructura flexible

Ahora que las empresas se han reducido a la mínima expresión, tienen una clara oportunidad de hacer las cosas de forma diferente. No estamos hablando de que dejen de desarrollar funciones transversales por falta de personal, pero tal vez no sea necesario que las funciones las desarrollen internamente. Pueden evitar cargarse de estructura si aprenden a trabajar en red con empresas o profesionales externos que les desarrollen dichas funciones.

 

5) Colaborar, colaborar y colaborar

Porque la unión hace la fuerza y porque si varias empresas se unen pueden mejorar exponencialmente su oferta: ofreciendo un producto/servicio más completo y de mayor valor añadido, acudiendo a nuevos mercados en los que nuestra oferta tenga mejor encaje, etc. Muchas veces, la mejor forma de llevar a cabo este tipo de acciones es de la mano de un aliado.

 

6) Crea una red de colaboradores cercanos y de confianza

¿Cuáles son los criterios para elegir a un aliado? Antes siempre queríamos a ese aliado de renombre, de gran tamaño y de prestigio. Pero… ¿no es mejor un aliado que siempre esté a nuestro lado, con el que poder definir proyectos comunes y con el que poder crecer juntos? Uniendo pequeñas piezas se puede crear un gran puzle.

 

7) Prudencia (por favor)

Si alguien a estas alturas no cree que la prudencia debe estar tatuada en la frente de cualquier directivo es que estos años de penurias no han servido para nada. Es necesario que las empresas sustenten su crecimiento en los fondos propios, dejando a un lado los grandes préstamos (entre otras cosas porque ya no existen).

 

8) Minimizar riesgos y apostar por el negocio a largo plazo

Diversificar tanto los negocios como los mercados para tener más posibilidades de crecimiento y mantenimiento en el largo plazo. Se trata de tener el mayor número de boletos, para tener más posibilidades de premio.

 

9) Luchar contra el apalancamiento con versatilidad

Muchas veces nos empeñamos en encasillarnos en tareas concretas, departamentos concretos, los productos de siempre, los mercados conocidos, etc. No nos pongamos límites a nosotros mismos y apostemos por la polivalencia, la creatividad y la innovación.

 

10) ¿Has ganado alguna vez algo lamentándote? Pues piensa en positivo

Piensa en un 2014 mejor con buenas noticias económicas y empresariales, no esperes sentado a la recuperación y trabaja para estar en la mejor posición posible para poder aprovechar las oportunidades que van a surgir.



¡Bienvenido al pensamiento positivo!

 

 

 

 

 

 

 

Suscríbete al boletín de In-situ Consultoría Operativa

 

 

C/Portuetxe 14 2º Oficina 7, 20018 Donostia
Tel.: +34 943 265 529
Copyright © 2013 In-situ Consultoría Operativa